viernes, 26 de septiembre de 2014

YO QUIERO, YO PUEDO

Está muy de moda hacer creer a las personas que si uno quiere algo puede conseguirlo, si se lo propone y si hace todo lo que tiene que hacer se puede llegar a ser lo que uno quiera.

Nada más lejos de la realidad. Las circunstancias, los cruces de caminos, las decisiones tomadas o no en un determinado momento, la genética, las habilidades intrínsecas de cada uno aglutinadas en lo que denominamos talento, el azar (mal llamado suerte)... todo ello hace que uno aunque quiera y aunque haga todo lo que debe no llegue a lo que desea. Y es entonces cuando llega la frustración, la "mala suerte", la decepción, el hundimiento, la depresión, el decaimiento, el mal humor, el desamor por lo que te apasiona, el distanciamiento de la gente que se supone que te importa y a la que se supone que importas...

Soy más partidario de pensar que solo si hago todo lo que está en mi mano, si me preparo bien (que no mucho, pero sí bien), si soy honesto conmigo y con los que me rodean... En resumen, que no sea porque yo no he hecho todo lo que debía, que me pueda mirar al espejo sin apartarme la vista de los ojos.

Porque no todos podemos ser lo que queramos porque hay sitios en los que no caben más de dos personas, hay lugares a los que uno no llega porque las personas que pueden decidir ponerte ahí no te han visto, o te han visto cuando no estabas preparado, o estando preparado han encontrado a uno mejor (o que ellos creían que era más idóneo)... caminos que se cruzan, decisiones que uno toma, decisiones que otros no toman, un café que se cae encima de una persona con la que empiezas a hablar, una carta de apoyo desinteresado, unas conferencias a las que decides ir o no, una clase que te ofrecen dar, un campus al que te llama un amigo...


¿Destino? Puede ser. Yo quiero ser entrenador, amo el fútbol, es mi pasión y nada me mueve más y mejor que ir cada día a pisar un campo, relacionarme con los jugadores, un abrazo, una palmadita en la espalda, un guiño, una bronca, una charla, un grito, una conversación con un compañero, el diseño de una sesión, de una temporada... Y haré todo lo posible por estar donde quiero estar, con honestidad y respeto. Que por mí no quede.

2 comentarios: