domingo, 8 de julio de 2012

LA INTERNATIONAL BOARD APRUEBA EL USO DE TECNOLOGÍA

La International Association Football Board (IFAB) aprobó el pasado 5 de julio el empleo de la tecnología en el fútbol para la detección automática del gol para lo cual hay dos sistemas posibles: el GoalRef y el Hawk-Eye, aprobados ambos tras nueve meses de pruebas. Esta decisión deja muy conforme al presidente de la FIFA Joseph S. Blatter (comunicado de la FIFA y entrevista a Blatter aquí y aquí, respectivamente) y no así al presidente de la UEFA Michael Platini.

video
Sistema GoalRef.
video
Sistema Hawk-Eye

Lo que parecía una buena noticia a nivel general ha suscitado más controversia de lo esperado. El mismo Vicente Del Bosque ha afirmado que "no estoy seguro de que incluir la tecnología mejore el fútbol, además el principio de universalidad de las reglas" haciendo alusión a que sólo podrá llevarse a cabo en categorías de máximo nivel dejando a criterio del árbitro el valor de un posible gol en las categorías menos destacadas. También hay gente que cree que el hecho de intentar ser justo únicamente con el gol se es injusto con el resto de infracciones como faltas, saques de esquina, etc.

Sin embargo, yo creo que el hecho de ser una tecnología que no se pueda emplear en categorías inferiores no es un argumento de peso para descartar su uso en el primer nivel porque los jugadores cadete, por ejemplo y que son los de mi competencia, no necesitan del resultado para crecer, mejorar y progresas. Su evolución va más allá de ganar o perder, su meta es aprender a jugar, a disfrutar y a tener unos valores.


Por otra parte, es cierto que no se es justo del todo entrando sólo en la detección de goles y no en otro tipo de decisiones técnicas, pero se es menos justo no concediendo un gol cuando el balón ha entrado en la portería, siendo el gol la meta por antonomasia y lo determinante en la consecución de objetivos por parte de los equipos a corto y largo plazo. Por muy importantes que sean los libres directos e indirectos y los saques de banda y de esquina como sanciones menos relevantes en la consecución de un gol, si un equipo después de hacer todo lo que tenía que hacer para hacer cruzar el balón la línea de meta y no se le concede el premio a todo ese esfuerzo se es lo más injusto que se puede ser al no reconocer que en ese momento se ha sido mejor que el rival en ese momento y que todo lo entrenado durante semanas sirve para algo.

El resto de decisiones, exceptuando fueras de banda, son hasta cierto punto interpretables, pero el gol no se puede discutir y ni mucho menos escatimárselo a quien lo logró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario